lunes, 11 de agosto de 2008

Tormenta de fin de semana

Este fue un fin de semana ajetreado, intenso incluso, del que apenas empiezo a ver los restos que quedaron en la playa después de la tormenta.

Y es que el sábado fue una noche complicada, de excesos etílicos y catarsis involuntaria que tuvo muchas facetas... El domingo tan sólo fue la oportunidad de reunir lo que quedó, descansar un poco y hacerse el ánimo para enfrentar de nuevo la semana laboral.

Por lo pronto hoy, más ojeroso aún, rectifico el rumbo una vez más tratando de llegar a puerto seguro. Aunque sólo el viento sabe lo que se encuentra detrás de la línea del horizonte...

2 comentarios:

pcsolotto dijo...

We should have a great day today.

Pillo dijo...

puerto es puerto....todo estarà bien...yo aquì dejo abrazos, te extraño y te quiero un monton...