viernes, 23 de noviembre de 2007

I don't see


viernes, 16 de noviembre de 2007

Una de esas semanas...

Más bien han sido dos semanas en las que hemos tenido demasiada chamba, tanta, que amenaza con caer sobre nuestras cabezas y sepultarnos…

Y todo por las prisas y la mala organización de 5 eventos: 4 inauguraciones de juzgados foráneos (Ocotlán, Lagos de Moreno, Zapotlán y Puerto Vallarta) y el Informe de Actividades del Consejo.

Esta vez se les dio participación a varios directores y se cumplió el dicho aquel de que muchos cocineros queman la sopa. En otros años nosotros (Difusión Social) nos encargábamos de todo y nunca quedamos mal.

Ahora el simple reparto de invitaciones fue un desastre, incluida la del Gobernador y los diputados locales. La mala organización hizo que se cambiaran las fechas y los domicilios varias veces, dejando una pésima imagen del Poder Judicial.

En fin, ayer se inauguró el primer juzgado y hoy el segundo. Mañana toca el turno de Puerto Vallarta y aún no sé si tendré que hacer mi maleta y salir de viaje hoy por la noche. Lo que sí es seguro es que el próximo martes andaré por Zapotlán el Grande.

Finalmente el miércoles tendremos el Informe de Actividades. Ya invitamos a todos los jueces locales vía telefónica porque las invitaciones nunca llegaron, sólo faltará recibir a los medios de comunicación ese día y supervisar la rueda de prensa que tendremos al final.

Lo malo es que mis defensas siguen de vacaciones porque ayer empecé a estornudar y hoy amanecí con la nariz congestionada. En fin, después del miércoles ya podremos respirar más tranquilos.

Espero que ustedes sí tengan un buen fin de semana.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Noche y día...









Algunas fotos rescatadas del archivo. Pequeños fragmentos de la
ciudad que cautivaron mi atención en algún momento...

Lo que amo de Guadalajara

Pillo me dejó tarea, y después de leer su excelente post me puse a pensar sobre las cosas que amo de Guadalajara. Obviamente encontré muchas coincidencias, por lo que tratando de no repetir y añadir algo les dejo este pequeño intento de enlistar las cosas que disfruto más…

La belleza tapatía. Definitivamente y en primerísimo lugar, disfruto enormidades la belleza de sus mujeres. Personalmente, y por opiniones de amigos cercanos, puedo afirmar que no hay mujeres como las tapatías, verdad de Dios.

Los tacos de barbacoa. Creo que por todos lados podemos encontrar un puestecillo que venda tan suculento manjar, sin embargo (y con la boca hecha agua) puedo señalar que mis favoritos son los que están a un costado de Tv Azteca en Las Águilas. Sabrosos, crujientes y sin tanta grasa, sin olvidar la deliciosa salsa roja y los chiles güeros que ofrecen al comensal. Incluso puedes pedir una cerveza bien helada por aquello de la cruda.

El Chop. Nada como un sillón acolchonadito del Chop (Av. México 2328) para empezar a relajarse o disfrutar de una buena charla. De comer nada como un Smoothie de naranja y un panini Filippo calientito. Buena música y agradables instalaciones (me encanta la casa), desde la terraza un domingo por la mañana hasta el área de no fumar llena de revistas.

La Fuente. Igual que Pillo no puedo dejar de mencionar esta tradicional cantina, que abre a las 9 de la mañana y que cierra tempranísimo, pero que ofrece un ambiente único para degustar una cerveza helada y un platito de cacahuates, mientras escuchamos algunos tangos de los que interpretaba Gardel. Encierra demasiados buenos recuerdos, aparte.

La Estación de Lulio. Esa tranquila, y a veces bulliciosa terraza ubicada en Av. Libertad, ha sido anfitriona de muchas reuniones, pláticas y encuentros afortunados desde hace varios años. Nada como un Matahambres de Selva Negra, acompañada de sus únicas e incomparables papas. Hasta el Cachalote mesereó ahí un rato… aunque todavía es posible encontrar al buen “Tío” y a Esteban Almeida siempre dispuestos a servirte un Coctel Monterrey (un vaso de agua con hielo).

El Red Pub. Después de navegar muchas noches en busca de sitios agradables, un buen día abrió este bar y lo adoptamos inmediatamente (Bernardo de Balbuena 145). Muchas cervezas se han servido desde entonces y la quietud del principio fue sustituida, en su momento, por filas en la puerta para entrar. Sin embargo el flaco y yo siempre hemos tenido el privilegio de entrar como por nuestra casa por más lleno que esté, además de poder quedarnos dentro una vez que han cerrado, disfrutando de la última cerveza en compañía de los meseros y del buen Alex.

Los lonches de Amparito. Habemos quienes trabajamos en el centro (sí, soy burócrata) y sabemos que una buena opción para comer son esos sápidos (¡zas, con la palabra dominguera!) lonches y su salsita verde picosita acompañados de una Coca Cola bien fría. ¿El secreto para evitar las filas y comer rápido? ¡El servicio a domicilio! Una llamada telefónica y listo…

Sin embargo, también existe una excelente variante que simplemente me encanta: Acá las tortas. Un puestecito ubicado en el interior de Plaza Terranova Plus (justo a un costado de Plaza Terranova, frente al Banorte) donde preparan unas delicias calientitas… Todas llevan jamón y dos tipos de queso como base, más la combinación de ingredientes que se solicite. Yo en lo particular las pido de lomo canadiense, con champiñones y piña… Puedo añadir que siempre que las recomiendo he quedado muy bien. Dignas de visitarse, lo malo es que cierran a las 4 pm. Si van, pregunten por Jorge, es el dueño y le encanta platicar de las carreras de autos…

El Negro… ¿un hombre? Yo también disfruto horrores los mariscos del “negro camaronero” ahí en Santa Tere (Ignacio Ramírez y Miguel Blanco). Por lo que tendría que transcribir la carta para incluir todo lo que me gusta, pero nada como un caldo grúa, un agua de Tlacote y una torta ahogada de camarón con su cebollita morada. Las “tostadas” de Aguachile también son la onda… aunque el tradicional pozole no se queda atrás.

El arrabal. Disfruto muchísimo las noches de farra en la ciudad, esas que terminan en los lugares menos pensados. Insisto, las cosas espontáneas son siempre las mejores. Hace muchos años, llegué a terminar con Vida y Emigdio (compañeros del Iteso) en el Tecalli, legendario lugar para trasnochadores que cobraba vida después de las 4 am., justo después de haber recorrido otros bares y pasar por el Mónica’s. Nunca salimos de ahí antes de las 7 de la mañana.

Las andanzas más recientes nos han llevado del Bar Calavera hasta el Scratch, ubicado en el Andador Coronilla, donde algunas noches disfrutamos del grupo local Tren de largo recorrido (reminiscencia de los Doobie Brothers). Incluso la última vez que vino el Cachalote terminamos en un oscuro bar(?), a tan sólo unas cuadras de La Mutualista, que ni nombre tiene pero que no cierra y donde venden cerveza muy barata. Cabe mencionar que poca gente lo conoce y que son muy celosos en permitir la entrada a cualquiera. Nosotros necesitamos “recomendación” la primera vez.

Primer Piso. Excelente lugar para disfrutar de un buen trago y escuchar jazz en vivo. Ubicado atrás del edificio Admnistrativo de la U de G (Pedro Moreno 947), su impecable decoración y ambiente invita a visitarlo seguido. Además existe la posibilidad de disfrutar de un buen hot-dog justo cruzando la calle.

La Matera. Siempre he disfrutado de un buen corte y una copa de tinto en ese lugar (Av. México 2891). Las pastas son ampliamente recomendables, aunque hay que llegar con tiempo o reservar para encontrar lugar.

Galletas de Nata. Hay una panadería viejita y pequeñita (no recuerdo el nombre) que está enfrente del Templo de San Diego de Alcalá (Garibaldi 536), en la mera esquina. Ahí se puede degustar por tan sólo 8 pesos, una deliciosa galleta de nata de un sabor insuperable, de esas que despiertan el egoísmo en nosotros. Lo malo es que a veces se les pasa la mano en el horno y hay que andar escogiendo la menos quemadita. Recomendables ampliamente.

El Candela. Con sus deliciosas pizzas a la leña de crust muy delgadito y los excelentes vodkas tonic preparados por el buen Gil, este lugar ubicado en el corazón de Zapopan (Javier Mina 83) es uno de mis favoritos para ver morir la tarde y nacer la noche.

Y como esta lista ya se alargó demasiado y cada vez recuerdo más cosas, he de mencionar de pasadita las fiestas del ACNÉ, las fiestas del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, los martinis de La Santa, la Videosala, el pastel de elote de Santa Tere, las tostadas de ceviche del tianguis que se pone los miércoles en Herrera y Cairo, la ciudad de noche… y... y...

Una noche larga...

Para cuando por fin llegamos al carro, después de comprar la camiseta del recuerdo y esquivar las filas de autos y la estampida humana, lo único que queríamos era cenar y descansar. El flaco Plascencia se encargó de sortear el tráfico hasta el departamento, lo que agradecieron mis piernas, infinitamente.

Y sin embargo la noche apenas empezaba para Gustavo Cerati y Zeta Bosio, pues terminado el concierto tuvieron fiesta privada en el bar Rock Town de Lázaro Cárdenas (el otrora Old’s Jack de tan buenos recuerdos) con productores, músicos locales y gente del medio radiofónico que ingresaron con rigurosa invitación especial.

Algunos fans afortunados pudieron ingresar al bar y hasta tomarse la foto del recuerdo. Por lo demás la noche transcurrió tranquila mientras Cerati y Bosio disfrutaban, acompañados de su staff, de la música de Telefunka, con quienes incluso el vocalista de Soda Stereo se aventó un palomazo…

Ni modo Pillo, esta vez ni tú ni yo estuvimos ahí…

Buen humor

Hubo gente que buscó la salida en cuanto se apagaron las luces, aunque el grupo regresó dos veces a tocar. Quién sabe dónde irían cuando se dieron cuenta de su error. Para cuando finalmente se encendieron las luces del estadio yo permanecí en mi lugar frente al escenario, ansioso de más e incrédulo de que todo hubiera terminado… Poco a poco la gente a mi alrededor empezó a moverse rumbo a la salida, ilusamente, porque se formó un cuello de botella que dificultó el avance.

Lo bueno es que el buen humor no decayó para nada, y aunque estábamos tan apretados como en una lata de sardinas y avanzábamos penosamente dando pasitos, se pudo escuchar el coro de “Desde el cielo una hermosa mañana… la Guadalupana… la Guadalupana” y las risas generales.

Los vimos volver...



y volverse a ir...

Ni modo...

Pareciera que la molestia y cansancio de los que asistimos al concierto de Soda Stereo, originados por la mala organización, fueron ‘vengados’ por el Ayuntamiento de Zapopan con la clausura del Estadio 3 de Marzo.

Las autoridades zapopanas explicaron que durante el evento se permitió la obstrucción de los pasillos y escaleras, además de que las rampas instaladas en la cancha fueron insuficientes para permitir la salida del público. Por si fuera poco, se registró una asistencia de 27 mil personas, que rebasó el cupo máximo de 25 mil.

Unas por otras…

martes, 13 de noviembre de 2007

Digital Love


Daft Punk Gap Commercial
Vídeo enviado por Jaxx

Otro pequeño gran placer de la vida... Juliette Lewis + Daft Punk

Soda a todo pulmón

Mi voz se rompe por momentos. El tono es más bajo, más grave. Y es que ayer en la noche canté a todo pulmón las canciones del concierto de Soda Stereo.

Más de dos horas de espera hacían que el cansancio se reflejara en muchos rostros, mientras la impaciencia crecía a cada minuto. Sin embargo, para cuando los primeros acordes de Juegos de Seducción llenaron el estadio, mi corazón bombeaba felicidad pura.

En un instante hicieron su aparición los celulares, y una que otra cámara fotográfica, que buscaban guardar para la posteridad esos momentos… el rito daba comienzo una vez más delante de nuestros ojos y a tan sólo unos metros.

Las sonrisas de satisfacción eran más que evidentes en los rostros de Gustavo, Charly y Zeta, mientras miles de voces coreaban canción tras canción.

El saludo de Gustavo para los ‘tapatíos’ fue aclamado inmediatamente, especialmente cuando agradeció la vibra que flotaba en el ambiente: “qué bonito tanto amor… gracias hermosos”.

Una a una se fueron desgranando las canciones, haciendo un recorrido obligado por la discografía del grupo, mientras el volumen de los coros disminuía en las canciones menos conocidas como Fue y En Remolinos, aunque ascendió estratosféricamente en temas como Primavera 0 y, las esperadas por la mayoría, como De Música Ligera, Persiana Americana y Nada Personal.

Energía abajo y sobre el escenario. Satisfacción en los ojos del público y maestría en la interpretación de las canciones. El grupo se mostraba sólido, maduro…

Dos horas y media de concierto en el que destacaron momentos como la interpretación de Sueles dejarme solo, donde Gustavo fue presa de la emoción y empezó a dar un solo tan intenso que terminó por arrojar la guitarra, teniendo que retomar la canción una vez más. Ni qué decir cuando a modo de presentación dijo “Guadalajara es también la Ciudad de la Furia”, o los mensajes en el escenario que decían, entre otras cosas: “Mereces lo que sueñas” y “Gracias por esperarnos”…

Una noche inolvidable en la que el grupo regresó dos veces para complacer al público que los coreaba incansablemente. La primera con Disco eterno: “abrir a Soda Stereo… crear la dimensión” para finalmente cerrar la segunda vez con la energética Vitaminas.

Un excelente fin en una noche de lunes…

lunes, 12 de noviembre de 2007

Mirada

viernes, 9 de noviembre de 2007

Voces de Auxilio por Tabasco


A estas alturas todos conocemos la tragedia que se vive en Tabasco por las inundaciones que arrasaron con la mayor parte de aquel estado.

La solidaridad demostrada por los tapatíos reunió 35 toneladas de víveres, 14 mil litros de agua embotellada, 8 toneladas de ropa clasificada y limpia, y tres toneladas de colchonetas y cobijas que fueron enviadas ya por el Gobierno del Estado a los damnificados.

Sin embargo la dimensión del desastre es tal, que se necesitarán al menos 6 meses para que la situación pueda volver a algo parecido a la normalidad. Por ello la ayuda no está de más, se siguen necesitando alimentos no perecederos, ropa y artículos de aseo personal como toallas sanitarias, pañales para bebé y para adulto entre otras cosas.

Si ustedes desean ayudar se han abierto centros de acopio por toda la ciudad, empezando por las delegaciones de la Cruz Roja y los habilitados por el Arzobispado de Guadalajara, que son el Centro Católico de Comunicaciones, Mensajería Tercer Milenio, la Parroquia de Santa María Tequepexpan, el templo de San Luis Gonzaga, los templos de Nuestra Señora del Refugio, Nuestra Señora del Sagrario, San Rafael del Parque, Parroquia de San Antonio de Padua y la Parroquia de Jesús.

Ahí se puede entregar alimentos enlatados como atún y sardinas, arroz, frijol, azúcar, harina de maíz en polvo, agua embotellada en cualquiera de sus presentaciones, café soluble, leche en polvo, etc.

Para aquellos interesados en ayudar pero que no tienen oportunidad de asistir a alguno de los centros de acopio mencionados, el ITESO pone a nuestra disposición una cuenta en BBVA Bancomer: ITESO, A.C. / Depósito CIE 80012 / Referencia 43398138.

Para mayores informes, favor de comunicarse al Centro Universitario Ignaciano al teléfono 01 (33) 3669.3546

Me verás volver...

Después de 10 años, el lunes terminará la espera. El Rito dará inicio otra vez para convertir a Guadalajara en la Ciudad de la Furia por una noche, una noche que hará historia...

Boletos, suerte y algo más


Hace 11 años, cuando supe que venía Soda Stereo a presentar su material “Sueño Stereo” con un concierto en la Plaza de Toros Nuevo Progreso, lo primero que hice fue salir corriendo a Mr. Cd por mi boleto y uno para mi hermano.

En aquella época las estaciones de radio empezaron a regalar pases gratis, por lo que días después llamé a Super Stereo y me gané otro boleto. Lo único que tuve que contestar fueron los nombres de los integrantes de Soda y nombrar algunas de sus canciones…

Recuerdo que invité a mi mejor amiga de aquella época, Mónica Leyva, una compañera de la universidad con la que salía a todos lados. Éramos algo así como drinking buddies.

Esta vez no fue la excepción, cuando supe que regresaban compré mis boletos desde julio, uno para Susana y otro para mí. En esta ocasión las estaciones de radio volvieron a regalar boletos y esta vez no llamé, pero mandé mensajito desde mi celular… ¿y qué creen? Volví a ganar, sólo que esta vez fue un pase doble.

Curiosamente fue en RMX (100.3 fm) que tiene la misma frecuencia de lo que fue alguna vez Super Stereo. Me los gané este lunes pasado en el programa Metropoplist que conduce Roberto Guzmán, después de que se recibieron más de 250 mensajes y después de haber eliminado algunos números antes de escoger el mío.

Ya invité al flaco Plascencia, aunque todavía me queda otro boleto para invitar a alguien más… desde hace varios días barajo nombres en mi cabeza… ¿alguien dice yo?

jueves, 8 de noviembre de 2007

En Guadalajara fue...


¿Sabían que alguna vez me tocó conocer e invitarle una cerveza a Zeta Bosio?

Hace tiempo, mientras me echaba unas cervezas con mi prima Elena y el flaco Plascencia en el Bar Calavera, entró Zeta muy quitado de la pena, acompañado de un grupo de personas. Superada la incredulidad del primer momento, me levanté a saludarlo y me sorprendió mucho su sencillez y su amabilidad. Por eso pude platicar con él muy a gusto.

Me dijo que estaba trabajando en Sony Music Argentina y que estaba impulsando grupos nuevos, así que había venido a Guadalajara acompañando al grupo Los Cabezones. Para mi buena suerte acababan de tocar en el Hard Rock Live del Centro Magno y se les había antojado una cerveza, les recomendaron el lugar y no dudaron en caer.

Les menciono los detalles para que calculen hace cuánto tiempo de esto, porque yo no puedo ubicar la fecha exacta.

Recuerdo que le pregunté por el grupo y en aquel entonces ni siquiera había planes de un reencuentro. Me dijo que cada quien había seguido sus proyectos personales y que Gustavo andaba muy metido en su carrera como solista. Le invité una cerveza y se sentó en nuestra mesa… y yo sin cámara.

Después de un buen rato nos despedimos de él. Si mal no recuerdo le pedí un autógrafo, creo que debo echarme un clavado entre mis cosas viejas para buscarlo…

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Llantas y llanteras

Y así, de pronto, hasta mi asiento alcanzaba a escuchar el fuerte silbido del aire de la llanta que se desinflaba. Para cuando logré bajar del carro la llanta había pasado a mejor vida.

Una vuelta mal calculada al intentar estacionarme y mi llanta derecha pegó contra el machuelo de la banqueta, con tan mala suerte que se hicieron dos orificios en la cara exterior…

Después de descargar el gato, sacar la llanta de refacción y desmontar la otra, por fin pude encaminarme a vuelta de rueda a la llantera más cercana. Más de media hora después y el único empleado visible seguía enfrascado en realizar un presupuesto para un cliente a falta de secretaria. “Tuvo que salir la encargada, pero no tarda. En 20 minutos termino y reviso su llanta…”

La diferencia total a menos de tres cuadras: todavía no me estacionaba en Albarrán de López Mateos y ya se había acercado el gerente y un chalán muy solícito. En tres minutos revisaron mi llanta y confirmaron mis temores: no se podía reparar.

Sin embargo me dijeron que no todo estaba perdido, que se podía intentar ‘seccionar’ y que eso lo podían hacer en la llantera de Angulo y Ramos Millán. Que ahí me podían decir si tenía reparación o debía comprar una llanta nueva.

¡Carajo! Menos de dos meses de uso y ya tenía una llanta inservible. Total, decidí llevarla a reparar y quedaron de entregármela hoy a las 5 de la tarde. No pierdo nada, serían $180 pesos contra los mil 360 pesos de contado de la llanta nueva (ah, pero quería Pirelli…).

Para esto, después de mi odisea, terminé comiendo como a las siete y media de la noche unos tacos ahí cerca. Mientras tanto cada vez me hago más el ánimo de comprar la llanta nueva y dejar esa de refacción, la que tengo es de esas pequeñitas que parecen de juguete y que son muy incómodas. Lo bueno es que ya estoy mejor de la tos... jejeje.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Para reflexionar

"Si odias a una persona, odias algo en él que es parte de ti mismo".

Hermann Hesse (1887 - 1962)
Escritor Suizo de origén Alemán

jueves, 1 de noviembre de 2007

¡Maravilloso!

Y pues nada, que después de sortear el tráfico y las largas filas de automovilistas kamikaze que me encontré por todo López Mateos y, específicamente, en la entrada del estacionamiento del Cirque du Soleil, me encontré finalmente en la puerta de la carpa con una sonriente señorita del staff que me dio la bienvenida cuando le entregué mi boleto.

Ahí estaba yo, mirando absorto el espectáculo. Tratando de captar todo lo que sucedía en el escenario y sin perder detalle de la música en vivo. Para cuando finalmente terminó lo que parecía un sueño, no pude dejar de aplaudir largamente a todo el ensamble de artistas que desfilaron tomados de la mano frente a nosotros.

Ahora, cuando trato de encontrar las palabras adecuadas para describir lo que viví ayer por la noche, no puedo. Lo único que podría decir sería: ¡Maravilloso! De esas cosas que hay que vivir para poderlas entender.

Claro que pensando en dejar constancia de lo que vería, cargué con mi cámara fotográfica, aunque al primer intento de tomar una foto fui reprendido, amable pero firmemente, por una señorita del staff. Así, logré obtener sólo una foto bastante curiosa pues la tomé sin flash. Digo, traté de ser discreto. El caso es que la velocidad del obturador logró un barrido interesante(?) que les dejo a su consideración. El acto en cuestión implicaba a una linda chica del público que fue invitada a subir…

En fin, ya al final Susana y yo pudimos tomarnos algunas fotos afuera de la carpa, mientras esperábamos que disminuyera el tráfico que abarrotaba la salida del estacionamiento. Eso sí, antes hice parada obligada para comprarme el disco con la música original del ensamble.


Así quedó a propósito, ¿eh?


Susana y su mamá al final de la función


Con la carpa de fondo

El regreso de la Sodamanía

No sé ustedes, pero yo estoy bastante satisfecho con el fenómeno que se ha generado alrededor de Soda Stereo con su tour “Me verás volver” a 10 años de haberse separado .

Digo, no por nada es y seguirá siendo el mejor grupo de rock en español, claro, sin quitarle mérito a otros grupos como Caifanes (de feliz recuerdo) o Café Tacuba, que es de los más longevos y que acaba de estrenar disco, incluso.

Bueno, el chiste es que Soda Stereo regresa y la Sodamanía también. Tal vez las nuevas generaciones (zas!, me sentí realmente viejo) no estén familiarizados con todas las canciones, pero los mayores de 29 años bien pueden disfrutar nuevamente en la radio temas clásicos como El Rito, Juegos de Seducción, La Ciudad de la Furia o hasta Primavera 0.

De hecho RMX (100.3 FM) dedicará tres días completos a revivir la Sodamanía, como si regresáramos el tiempo y estuviéramos otra vez en 1997 y el grupo nunca se hubiera separado. Para ello transmitirán todas las canciones de Soda Stereo y las que se escuchaban en ese entonces, tratando de recrear la euforia de aquellos días bajo el título de Stereo Soda.

Mientras tanto el tiempo cada vez se acerca más y pronto estaré, al igual que muchos más, brincando y cantando a todo pulmón las canciones que más de una vez sirvieron como soundtrack de mi vida…



LO QUE VIENE