lunes, 14 de abril de 2008

Marchas, caos vehicular y sordera gubernamental

Y mientras el calor sigue subiendo, la ciudad cada vez se vuelve más caótica. Será tal vez que la otrora "ciudad amable" se vuelve muy agresiva con las altas temperaturas y las horas pico. Si a esto le sumamos los bloqueos de las (esporádicas) manifestaciones, lo que obtenemos con toda seguridad es una bonita histeria colectiva de los automovilistas que no logran avanzar.

Sin embargo no puedo condenar dichas manifestaciones, sobre todo cuando las causas que mueven a esas personas a salir a la calle son ignoradas por las autoridades en turno. Hoy por ejemplo, el centro estaba de cabeza por la manifestación de los vecinos de El Salto y Juanacatlán que exigen medidas para frenar la contaminación del río Santiago, el más contaminado del país. Sin duda recordarán el caso del niño que falleció intoxicado después de caer en él.

Curiosamente el viernes pasado hubo otra marcha, sólo que esa fue para protestar por el "donativo" de 90 millones de pesos del erario público al Santuario de los Mártires, que hizo el gobernador Emilio González Márquez, quien hasta ahora sigue montado en su macho de no dar marcha atrás.

Por lo pronto las denuncias de quienes se sienten afectados se siguen acumulando en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, organismo que después de recibir más de dos mil quejas decidió enviar una recomendación al "señor gobernador" para que no entregue los 60 millones restantes de la "macrolimosna". Sin embargo, y con la indiferencia de siempre, el gobierno estatal simplemente hizo oídos sordos y la rechazó.

A ver en qué para la cosa, si puede más la prepotencia y sordera del gobernador o la voz inconforme de la sociedad jalisciense. Tan sólo habría que recordar que se necesita mucho menos que 90 millones de pesos para entubar una parte del río Santiago y aminorar al menos, el riesgo sanitario de los vecinos de El Salto y Juanacatlán. Esos mismos que se manifestaron hoy en la tarde.



El río Santiago es el más contaminado del país y afecta
a las comunidades de El Salto y Juanacatlán

3 comentarios:

Cachalote dijo...

>yo por todo lo anterior, mejor me muevo en mi bici.. Saludos batillo!

Pillo dijo...

Que ganas de no vivir en esta ciudad, en este país a veces, de verdad me entripo...

Me dio mucho gusto verte el viernes...Gracias!

Anónimo dijo...

Dice Fiske que el hombre es un lamentable componente de un sistema de comunicación, tiene escasa amplitud de banda, un alto nivel de ruido, es caro mantenerlo y además duerme 8 horas de 24.Pero el gober se pasaaaaaaaaaaaaa!!! jajajaja!!!!

Saludos banda, Trío calavera y anexas.
Mr. Pla