miércoles, 7 de noviembre de 2007

Llantas y llanteras

Y así, de pronto, hasta mi asiento alcanzaba a escuchar el fuerte silbido del aire de la llanta que se desinflaba. Para cuando logré bajar del carro la llanta había pasado a mejor vida.

Una vuelta mal calculada al intentar estacionarme y mi llanta derecha pegó contra el machuelo de la banqueta, con tan mala suerte que se hicieron dos orificios en la cara exterior…

Después de descargar el gato, sacar la llanta de refacción y desmontar la otra, por fin pude encaminarme a vuelta de rueda a la llantera más cercana. Más de media hora después y el único empleado visible seguía enfrascado en realizar un presupuesto para un cliente a falta de secretaria. “Tuvo que salir la encargada, pero no tarda. En 20 minutos termino y reviso su llanta…”

La diferencia total a menos de tres cuadras: todavía no me estacionaba en Albarrán de López Mateos y ya se había acercado el gerente y un chalán muy solícito. En tres minutos revisaron mi llanta y confirmaron mis temores: no se podía reparar.

Sin embargo me dijeron que no todo estaba perdido, que se podía intentar ‘seccionar’ y que eso lo podían hacer en la llantera de Angulo y Ramos Millán. Que ahí me podían decir si tenía reparación o debía comprar una llanta nueva.

¡Carajo! Menos de dos meses de uso y ya tenía una llanta inservible. Total, decidí llevarla a reparar y quedaron de entregármela hoy a las 5 de la tarde. No pierdo nada, serían $180 pesos contra los mil 360 pesos de contado de la llanta nueva (ah, pero quería Pirelli…).

Para esto, después de mi odisea, terminé comiendo como a las siete y media de la noche unos tacos ahí cerca. Mientras tanto cada vez me hago más el ánimo de comprar la llanta nueva y dejar esa de refacción, la que tengo es de esas pequeñitas que parecen de juguete y que son muy incómodas. Lo bueno es que ya estoy mejor de la tos... jejeje.

5 comentarios:

Pillo dijo...

Lo siento..mi papá tiene un negocio de venta y reparación de llantas..digo no es comercial..tu empezaste....se ven super curas los cochecitos con la llantita super pequeña..parecen de los Flinstones...jijiji..no me rio de ti, me rio contigo...q es diferente

Doppler dijo...

Hoy ya puedo reirme de mi mismo... ayer sí estaba enojado.

En fin, estaría bien visitar a tu papá para que me hiciera un presupuesto...

Por lo pronto ya casi dan las 5 y yo sigo en la chamba todavía. Espero que no me cierren la llantera antes de que termine aquí.

Un beso para ti pillo.

Hugo Plascencia dijo...

Viejitoooo!!! lo bueno y mejor de todo, es que para todo existe Master card jajajaj!!!! pero no te preocupes ya sabes que todo tiene solución en esta vida y sino la tiene para que preocuparse... mejor vete preparando para el lunes gritar como niños de hospicio en el tokin de Soda al compas de una chelas!!!
salud!!!

Cachalote dijo...

Chale los únicos buenos comentarios que he escuchado de pirelli son acerca de sus calendarios jijijiji... Saludos!

atte;
Cachalote

Doppler dijo...

No, hasta eso las llantas son bastante buenas. Incluso fui a Santa María del Oro, nos llovió en la autopista y las llantas como si nada. Muy buen agarre.

Lo malo fue el ángulo del banquetazo, a cualquier llanta le hubiera pasado lo mismo. En fin.

Saludos batiri!